"El desorden que dejas", de Carlos Montero.

— feeling doubt
El desorden que dejas: Premio Primavera de Novela 2016 - Carlos Montero Pantoja

No sé por qué, algunos escritores se empeñan en liar una historia decente, consiguiendo que termine en un batiburrillo lleno de frenesí (como mis mañanas habituales). En este caso, la protagonista, Raquel, profesora interina, llega a un pueblo de Galicia (casualmente el pueblo del marido) a sustituir a Elvira, una profesora de lengua que se ha suicidado (al parecer). Desde el primer día, Raquel comienza a recibir amenazas más o menos veladas por parte se supone que de los alumnos, con el objetivo, cree ella, de acojonarla.

Así las cosas, Raquel conecta el modo Jessica Fletcher y se pone a investigar lo sucedido con su sustituida, indagando de forma especial en el entorno de tres de sus alumnos: Iago, Roi y Nerea. Llega finalmente a la conclusión de que Elvira tenía problemas de dinero, y que el padre de Iago (constructor venido a menos) le había propuesto resolvérselos a cambio de sus favores sexuales en exclusiva. Hasta ahí, bien.

Pero ahora, ¿era necesario que aparecieran traficantes de armas, pederastas, y la dueña de un bar con una escopeta? ¿En serio? Que la prota no iba a morir envenenada estaba claro, que se iba a poder escapar del maletero del coche, también, pero que justo cuando la van a capturar otra vez aparezca Concha con la escopeta, que casualmente iba a cazar jabalíes por allí... pues como que no.

En fin, otra oportunidad perdida de escribir una buena novela.