SPOILER ALERT!

"Next year, for sure", by Zoey Leigh Peterson

— feeling cool
Next Year, for Sure: A Novel - Zoey Leigh Peterson

No merece las cinco estrellas, pero sí cuatro estrellitas bien estupendas tiene merecidas esta novela.

El argumento no es nada del otro mundo: Chris y Kathryn forman una pareja de novios al uso, que viven su vida tranquilamente, hasta que Chris conoce a Emily en el "laundromat". Y le cuenta a Kathryn lo mucho que le mola. Y Katrhyn le dice, pues chico, invítala a tomar algo. ¿En serio no te sabe mal? Que no que no, para nada, que yo lo que quiero es que tú seas feliz, tonto.

Así que salen a cenar, y se van viendo más, hasta que Chris va a casa de ella, que vive en una especie de casa-okupa pero sin okupas, sino alquilaos con su contrato y sus papeles. Como Emily es muy majeta la chica, ¿oye por qué no se viene a cenar Katrhyn con nosotros? Pues no sé.... Calla, yo se lo pregunto, oye ¿por qué no te vienes? Oye no, id vosotros. ¡Chica, vente! Y allá que se va a la casa okupa.

En esa casa vive un tal Moss, un tío taciturno de los que siempre está leyendo y hay que sacarle las palabras con sacacorchos. Y se hacen amigos todos los de la casa okupa y Chris y Kathryn. Van pasando los días, y Chris se va a conocer a los padres de Emily, que la cosa ya parece que hasta va en serio, tú fíjate que la xiqueta té novio, pues no, que se va a conocerlos. Kathryn se queda en casa, y tiene un problema "vestibular" (que no es que tenga que repintar el recibidor de su casa, sino que tiene vértigo). Y allí está, ella tirada en casa sin poder levantarse sin vomitar, y Chris conociendo a los suegros... ay mare. Y ¿quién va a aliviar el sufrimiento de Kathryn? Pues Moss. Sí, se presenta allí, se la lleva al médico y oye, pues de lo más bien. 

En resumen:

Kahtryn pasa de Chris.

Emily no pasa de Chris pero como que mucho caso no le hace.

Moss y Kathryn se hacen caso de lo más.

En definitiva, entretenida y fácil de leer.