SPOILER ALERT!

THE FIRST FEMALE COD OF THIS YEAR.

Chain of Events: A Novel - Fredrik T. Olsson

Mis fuentes a la hora de escoger los libros que leo son de dos tipos. Para los libros en español, me suelo fijar en las novedades de las librerías de prestigio (básicamente, las que me pillan de camino al instituto). Para los libros en inglés, suelo hacer caso del blog lizlovesbooks.com, una inglesa con pinta de inglesa (es decir, quite feotona), pero que tiene un gusto parecido al nuestro. Y a ella le gustó mucho este libro. Tanto, que lo puso en su apartado de puntuación máxima.

Pues bueno, a mí me ha parecido una cod female (bacalà) de cuidado. El inicio de la historia ya hacía presagiar poco bueno: un criptógrafo y una doctoranda en escritura sumeria son secuestrados por una organización superpoderosa y supersecreta (como la tesis de Camps) para que descifren unos códigos. Primero los de la organización no les dan pistas, pero luego les dicen que esos códigos vienen en el ADN humano (flipa). Cuando los descifran, descubren que indican acontecimientos pasados de la historia de la Humanidad (el diluvio universal, las cruzadas, la II Guerra Mundial, el doblete del Valencia en 2004, el terremoto de Fukuyima...etc). Pero el estupor llega cuando descifran los últimos fragmentos: una epidemia mortífera, y un gran fuego. Y ahí termina.

Los de la organización dicen: pues eso es que ahora va a venir una epidemia malísima, y luego todo se incendia, y la Humanidad a tomar por saco. Y se les ocurre crear un virus supersecreto (como la tesis de Camps) para infectar a la gente y modificar el ADN y borrar esas lineas ("delete", pero con virus). Pero se equivocan, y crean un virus que es una mezcla de septicemia, varicela y peste bubónica, y la gente muere como moscas. Y no deja de propagarse.

Entretanto, nuestro criptógrafo y la doctoranda intentando descifrar el código, ahora me escapo del castillo, ahora me pillan, ahora me sueltan, y no hay manera. Hasta que, al final del libro, el criptógrafo descubre que la Humanidad no se va a extinguir. Que no es que el código termina ahí, sino que no queda más ADN donde escribir en el ser humano, y que habrán seguido en los animales o donde sea. Vamos, como lo de Fermat, pero en la doble hélice.

Poco salvable tiene el libro. Que es fácil de leer, porque el escritor es sueco, y las traducciones al inglés suelen ser más fáciles de digerir que cuando está escrito originalmente en inglés. Por lo demás, más trolas que el curriculum de Pepe Blanco, y, sobre todo, una manera de terminarlo absurda.

Diagnóstico: no reanimar.